¿Cuáles son los trámites para vender un piso de segunda mano?

Publicado por

¿Vas a vender una vivienda de tu propiedad? Ya sea porque has recibido una herencia, porque vas a cambiar tu residencia o por cualquier otro motivo, es posible que te encuentres en el punto de dar el paso de poner a la venta un inmueble. Si es así, hay una serie de trámites para vender un piso de segunda mano que debes tener en cuenta. 

Trámites para vender un piso de segunda mano: estos son los documentos que necesitas 

Una operación de la envergadura de la compraventa de una vivienda requiere tener preparada una serie de documentación. Tener solucionado todo el papeleo a la hora de poner a la venta una vivienda será de gran ayuda para agilizar el proceso. Por ello, a la hora de iniciar los trámites para vender un piso de segunda mano, es imprescindible que prepares: 

  • Nota simple. Este documento es de carácter informativo y se solicita en el Registro de la Propiedad. Gracias a la nota simple se puede comprobar la titularidad de la vivienda, así como sus características principales. Por ejemplo, los metros cuadrados del inmueble o las cargas —si las hay– que tiene. Para los compradores es muy útil. Por ello, es frecuente que soliciten verla. Asimismo, el notario, para poder proceder a la firma de la compraventa, recurrirá a ella para revisar toda la información. 
  • Recibo del IBI. Para realizar la venta de una vivienda de segunda mano también hace falta el último recibo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles para demostrar que está pagado y que, por lo tanto, se está al corriente de pagos en lo relacionado con este tributo. 
  • Cédula de habitabilidad. Gracias a este certificado se puede demostrar que la vivienda cumple con los requisitos de habitabilidad que marca la ley. Se trata de un documento de competencias municipales por lo que se suele solicitar en el ayuntamiento u oficina de vivienda correspondiente. 
  • Certificado de eficiencia energética. En España, a la hora de vender un inmueble, es obligatorio disponer de un certificado de eficiencia energética y ponerlo a disposición del comprador. 
  • Otros certificados. Puede ser que el edificio en el que se encuentra la vivienda en venta ya haya tenido que pasar una inspección técnica (ITE). Si ese es el caso, habrá que sumar a la lista de documentos el certificado de aptitud de la ITE. Por otro lado, si la vivienda aún está sujeta a una hipoteca, habrá que acudir al banco para gestionar la deuda y obtener un documento que especifique en qué punto se encuentra el préstamo. Asimismo, si se ha terminado de pagar la hipoteca, pero no se ha cancelado en el Registro, hay que solicitar un certificado en el banco para ratificar que la casa está pagada por completo. 
  • Información relacionada con la comunidad de propietarios. En relación con esta cuestión hay que tener en cuenta, en primer lugar, que se debe presentar el documento de estatutos de la comunidad de propietarios. Asimismo, se puede requerir un documento para acreditar que no hay deudas pendientes con la comunidad. 
  • Escritura de compraventa y planos de la vivienda. En el momento de adquirir una vivienda se entrega al comprador la escritura. Por este motivo, es aconsejable tenerla preparada para cuando llegue la hora de cerrar la operación. Los planos de la vivienda no son obligatorios, pero sí son convenientes a la hora de la puesta en venta del inmueble con el objetivo de mostrar fácilmente la distribución. 
Ofrecer los planos de la vivienda otorga un plus a aquel que puede estar interesado en comprarla.
Ofrecer los planos de la vivienda otorga un plus a aquel que puede estar interesado en comprarla.

Gastos que debes tener en cuenta

Dentro de los trámites para vender una vivienda de segunda mano no solo debes tener en cuenta el papeleo. También hay una serie de gastos a los que vas a tener que hacer frente como, por ejemplo: 

  • Gastos de notaría. La intervención del notario en una compraventa de vivienda es necesaria. Un trabajo que tiene un coste y que es recomendable contemplar. En este artículo explicamos cuál es el papel del notario y los documentos que tienes que aportar.  
  • Impuesto de plusvalía. El vendedor de un inmueble tiene que abonar este impuesto. A finales de 2021, una sentencia del Tribunal Constitucional obligó a reestructurar este tributo y crear un nuevo impuesto de plusvalía.  
  • Gestoría y/o inmobiliaria. Puede ser que para recibir asesoramiento durante la venta decidas recurrir a una gestoría, lo que conllevará un gasto añadido. Asimismo, si optas por vender tu vivienda a través de una inmobiliaria, también tienes que tener en cuenta el coste que supone. 
  • Gastos relacionados con la hipoteca. Puede que la vivienda que vayas a vender esté todavía sujeta a una hipoteca. Existe la posibilidad de que te pongas de acuerdo con el comprador y acepte una subrogación de la hipoteca. Si no es el caso, habrá que acudir al banco para explorar otras opciones como la cancelación anticipada de la hipoteca y pagar el coste que proceda. 
Ten en cuenta los gastos asociados a la venta de una vivienda para luego no llevarte sorpresas.
Ten en cuenta los gastos asociados a la venta de una vivienda para luego no llevarte sorpresas.

Consejos que te ayudarán durante la venta de una vivienda de segunda mano

Además de contemplar todos estos gastos y de preparar toda la documentación, hay algunos consejos que también te resultarán útiles si vas a empezar los trámites para vender un piso de segunda mano: 

  • Elimina elementos personales de la vivienda. De cara a realizar fotografías o vídeos del inmueble, es recomendable que elimines aquellos elementos de carácter más personal. Buscar la neutralidad y cuida los detalles. Esto te ayudará a reforzar el atractivo de la vivienda de cara a los posibles compradores. 
  • Deja constancia del preacuerdo con un comprador. Cuando llegues a un preacuerdo con un comprador, es conveniente registrarlo por escrito mediante un contrato de arras. En él se reflejan las condiciones principales de la operación y ambas partes deben firmarlo.
  • Busca el apoyo de profesionales. Aprovechar el conocimiento de los profesionales del sector es clave para hacer una buena venta. recuerda que hoy en día no solo encontrarás buen asesoramiento en agencias inmobiliarias. En el entorno digital existen portales y diversas proptech preparadas para darte el soporte que requieras o convertirse en un espacio idóneo para vender tu vivienda. 
  • Si se trata de un piso alquilado, no hace falta que se marchen los inquilinos. A nivel legal está permitido vender un piso con inquilinos. Además, es una forma de garantizarte seguir sacándole rentabilidad a al inmueble durante la venta y evitas a los inquilinos tener que hacer un cambio de vivienda no deseado. En Inviertis somos expertos en vender pisos con inquilinos y en facilitar la intermediación entre un propietario y un inversor que quiera invertir en una propiedad alquilada.
La web de Inviertis: La plataforma de inversión inmobiliaria.
La web de Inviertis: La plataforma de inversión inmobiliaria.

Así, si tienes todos estos trámites para vender un piso de segunda mano bajo control, el proceso de venta se convertirá en un camino mucho más llevadero y, a buen seguro, exitoso. 

Please follow and like us:
close

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas noticias! Prometemos no enviar nunca spam. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad para más detalles.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.